Roma, la serie de TV

Roma es una serie histórica, basada en los hechos que acontecieron en el Imperio Romano desde el ascenso de Julio César hasta la muerte de Marco Antonio y Cleopatra.
Presume de ser la serie más cara de la historia y, la verdad, se nota. No especialmente por los efectos especiales, que también los hay, sino más bien por la ambientación, por los decorados, por esa atmósfera magna y épica que rezuma grandeza y solemnidad. Eso no quita que aparezcan elementos comerciales, siempre muy agradecidos por el gran público: me refiero a la materialización de la lujuria, de las orgías, del libertinaje con escenas de sexo explícito, desnudos integrales, amén de abundantes dosis de violencia tales como desmembramientos y decapitaciones.

He visto las dos temporadas y hay un par de cosas, que me han llamado especialmente la atención, además de ese inexplicable atractivo que tienen los hechos reales. Para empezar la historia paralela, pero inevitablemente relacionada con la trama principal, de dos legionarios al servicio de Julio César, Lucio Voreno y Tito Pulo. Por cierto, estos personajes realmente existieron. Quizás no tuvieran la misma relevancia histórica que en la ficción, más su valor y coraje ha llegado a nuestros días, siendo el propio César quien los mencionara expresamente en su libro “Comentarios sobre la Guerra de las Galias”. Esta narración aparentemente secundaria es la que verdaderamente despierta la intriga, pues de todos es sabido el destino que siguieron los grandes personajes como Julio César o Cleopatra, pero de estos dos pequeños grandes protagonistas, no conocemos nada, todo esta por ver.
Finalmente me gustaría destacar el fiel reflejo de muchos aspectos de aquella sociedad ancestral con nuestros modernos y supuestamente avanzados días contemporáneos: relaciones y “maquiavelismos” políticos, una primitiva mafia y crimen organizado, aceptación natural de la bisexualidad u homosexualidad, orgullo por la grandeza de la propia sociedad a la que se pertenece, a veces de un modo casi que roza la esclavitud, separación de clases que se ve atenuada e incluso diluida por el poder económico… etc.

Totalmente recomendable, desgraciadamente la productora, HBO, ha anunciado que la segunda temporada será la última. Pues pese a los buenos resultados de crítica y público en Estados Unidos, es demasiado cara. Una auténtica pena, hubiera estado muy bien ver las excentricidades, atrocidades y desvaríos “erotico-festivos” de otros emperadores romanos como Calígula.

Si te ha gustado este artículo, difúndelo y compártelo con tus amigos en la red social que prefieras. Tanto ellos como yo, te estaremos agradecidos.

  1. arquimedes

    es la mejor serie que he visto
    es magnifica en todo sentido
    como mezccla la violencia, con el amor , el honor y todas esas cosas que hoy en dia todabia vemos en la sociedad. tambien vemops la amistad de 2 hombres que darian la vida uno por el otro
    lamento que hbo no haga mas serie ya que esta esa la mejor.

    Responder
  2. Inkoherence

    También a mi me gustó mucho la traslación de las visicitudes de aquella epoca, de aquella civilización con nuestros problemas cotidiandos.
    Creo que a veces no somos conscientes del enorme legado de Roma, y no solo me refiero al legado cultural, sino sobretodo al legado social.

    Desgraciadamente a veces me da la sensación que repetimos también sus mismos errores.

    Es una lástima que ya no hagan más temporadas.

    Responder
  3. rafael

    Simplemente magnifica, es una excelente herramienta para aprender historia, y vivir la cultura de una epoca.

    Responder

Deja un comentario