Jack Thompson pierde su licencia para ejercer la abogacía

El archienemigo de todos los “gamers”, el (i)letrado con indigno afán de notoriedad, el tipejo que culpa a los videojuegos de cualquier acto criminal y violento que ocurra en el planeta, está de capa caída. A instancias de varios jueces y otros colegas de profesión, el colegio de abogados de Florida le ha retirado la licencia durante 91 días, obligándole además a someterse a pruebás psicológicas que determinen si su salud mental le permite o no, ejercer la abogacía (juas).

No conozco la normativa que aplican los colegios de abogados norteamericanos, pero supongo que incluso en un país con tantos litigios legales como Estados Unidos existen ciertos limites al formular demandas sin ton ni son, limites que deberían ser impuestos al menos, por el sentido común. Y es que la sociedad debe regirse por un pincipio de intervención minima de los tribunales, siendo la educación y no las prohibiciones los veraderos pilares sobre los que basar la conducta ciudadana.

Via Anait Games.

¿Te ha gustado?

Suscríbete al Newsletter y recibirás más artículos así en tu email.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*