Querida muerte…

Querida muerte: ¿Qué guardas con tanto ahínco si no es el olvido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*