Results (Amor en forma), de Andrew Bujalski

Esta comedia romántica rompe todos los parámetros que tenemos del género. No es predecible, como tampoco es aburrida o irreal. Results (2015) cuenta la historia de dos (el inigualable Guy Pierce, quien habla -para variar- con su acento australiano nativo; y la siempre maravillosa Cobie Smulders) entrenadores personales que un día conocen a Danny (el divertidísimo Kevin Corrigan), un heredero multimillonario –y un poco desadaptado- que busca poder “soportar un puñetazo en la cara”.

La historia rápidamente empieza a girar en torno al tema de la soledad, y no (como sucede usualmente en las comedias románticas) en torno al romance. La historia está enmarcada en el mundo del culto a la mejoración personal, impartida por ambos entrenadores personales. Trevor tiene un gimnasio (Power 4 Life) en Austin, Texas y Kat es una de sus empeadas, una entrenadora. Ambos son trabajadores, pasionales, motivados, y claro está que ambos son muy guapos. Sin embargo, no son la pareja laboral perfecta. Trevor, aunque todo un entusiasta, es tranquilo y reservado. Kat es impulsiva, rabiosa y agresiva. Un cuerpo sano no siempre equivale a una mente sana.

Después de la motivación inicial de Danny de hacer ejercicio, su interés por poder soportar un golpe se desvanece, pero aparece uno nuevo: el tonificado cuerpo de Kat. Todo apuntaba a que la historia se desenvolvería de la forma habitual: una pareja dispareja consigue burlar los cánones sociales para terminar con un final feliz. Sin embargo, el primer avance amoroso de Danny hacia Kat termina en desastre. Las luz de las velas, la comida hecha por un afamado chef y la música indie de fondo no han funcionado de forma efectiva. Kat huye, y posteriormente renuncia al gimnasio.

Sin embargo, después de que Danny y Trevor se hicieran socios para la expansión de Power 4 Life (unión que se genera a partir del generoso uso del dinero de Danny) empieza una amistad llena de humor y aceptación. Es acá cuando el destino de Danny queda claro. ¿Su rol? Cupido. Igual de regordete que el ángel del amor. Insoportable y adorable al mismo tiempo.

Al contrario de cualquier película romántica, los personajes no aprenden a amarse mutuamente a pesar de las dificultades, sino que aprenden a amarse a sí mismos a pesar de sus defectos.

Aunque Results no es la primera obra de Bujalski, quien ya impresionó al público crítico y a varios festivales con el mockumentary Computer Chess (2013) y la comedia Funny Ha Ha (2002), este sí es su primer filme con un cast estelar. De más está decir que las interpretaciones de Guy Pearce, Cobie Smulders y Kevin Corringan son frescas, inteligentes, francas y llenas de energía, aun con el ritmo relentizado y “stoner” de la película. Hasta el gato obeso que acompaña a Danny y el perro flojo que vive con Trevor son personajes completos y adorables en sí mismos.

Results es una película que logra retratar la compleja humanidad detrás de las relaciones amorosas. Es un aprendizaje, no solo en cuanto a la forma en la que podemos reinterpretar las formulas del género, sino un aprendizaje de vida. Results es un retrato de la estabilidad y las confusiones que ocurren de forma paralela en nuestra mente. Si siempre queremos ser mejores, ¿quién terminamos siendo? Si siempre sabemos lo que queremos ¿Por qué nos cuesta tanto obtenerlo? Quizás no todo en la vida sea acerca de los resultados. Quizás sea mejor simplemente aprender a soportar un golpe.

Recomendada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*