Todo sobre las tarjetas microSD: aprende a escoger la que necesitas

Aunque últimamente algunos fabricantes (a parte de Apple, por supuesto) han decidido prescindir del almacenamiento externo en sus smartphones, lo cierto es que las tarjetas microSD siguen siendo, para muchos, un elemento esencial en el que almacenar toda la vida digital que gira en torno a los omnipresentes teléfonos móviles. No obstante, la gran variedad de marcas, tipos y formatos puede hacer complicado escoger el modelo que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Por todo ello, antes de entrar al grano con mis recomendaciones sobre las mejores tarjetas microSD para cada usuario, he aquí una explicación con las características técnicas más relevantes a tener en cuenta antes de comprar una tarjeta de memoria microSD.

¿Cuáles son los parámetros y especificaciones a tener en cuenta antes de comprar una tarjeta microSD?

  • Capacidad: Esta resulta la característica más obvia. Además de música, fotos o vídeos, en muchos modelos de teléfonos móviles es posible almacenar las apps en la propia tarjeta, por tanto cuanto más almacenamiento tengamos disponible, más jugo podremos extraer de nuestro terminal. La mayoría de fabricantes, utilizan también siglas que determinan formatos de extensiones que han ido apareciendo desde las primeras tarjetas SD de 16 MB.
    • Tarjeta microSD (sin ninguna otra sigla): Su capacidad va desde los 16 MB hasta los 32 GB.
    • Tarjeta microSDHC: Su capacidad alcanza desde los 4GB hasta los 32 GB.
    • Tarjeta microSDXC: Su capacidad va desde los 64 GB hasta los 2 TB (en el año 2016).

Estos formatos son retrocompatibles, por tanto una tarjeta microSD funcionará en un lector de tarjetas SDXC pero no al revés; una tarjeta SDXC o SDHC no puede funcionar en un lector SD.

  • Tamaño externo de la tarjeta: Hoy en día la inmensa mayoría de teléfonos utilizan microSD. No conviene confundir este tamaño con las tarjetas SD convencionales o las tarjetas miniSD que son ligeramente más grandes y todavía son muy usadas en algunos dispositivos como cámaras fotográficas. Conviene mencionar también que algunas marcas incluyen un adaptador con cada tarjeta microSD, gracias al cual es posible utilizar las tarjetas en los aparatos anteriormente mencionados.
  • Clase: Hace referencia a la velocidad de escritura mínima. Existen cuatro clases:
    • Clase 2: tarjetas con una velocidad mínima de escritura de 2 MB por segundo.
    • Clase 4: tarjetas con una velocidad mínima de escritura de 4 MB por segundo.
    • Clase 6: tarjetas con una velocidad mínima de escritura de 8 MB por segundo.
    • Clase 10: tarjetas con una velocidad mínima de escritura de 10 MB por segundo

Puesto que la clase mide la velocidad mínima, puede darse el caso de que la velocidad real de escritura sea mucho mayor e, incluso, que un determinado modelo de una tarjeta de clase 4 sea más rápido que una tarjeta de clase 6.

  • El Bus UHS: Antes de la llegada de los formatos microSDHC y microSDXC, el bus del que disponían las tarjetas microSD solo les permitía alcanzar una velocidad máxima de escritura de 25 MB por segundo (y antes de eso, 12,5 MB / seg). Sin embargo, los formatos SDHC y SDXC trajeron consigo el bus UHS (Ultra High Speed) gracias al cual se han incrementado las velocidades de las tarjetas microSD considerablemente. Existen dos tipos de bus UHS:
    • El Bus UHS-I, que permite velocidades de escritura de hasta 104 MB/seg.
    • El Bus UHS-II que permite velocidades de escritura de hasta 312 MB/seg.
  • Más importante es, sin embargo, la clase del Bus UHS pues específica la velocidad mínima de escritura de una tarjeta microSD:
    • Clase U1, que proporcionan un mínimo de 10 MB / segundo.
    • Clase U3, que proporcionan un mínimode 30 MB / segundo.

Generalmente, una tarjeta microSD de clase 10, con un bus UHS de clase U1 será suficiente para todas las tareas, salvo para la grabación de vídeo en 4K, para el cual se recomienda utilizar una tarjeta con un bus UHS de clase U3.

Finalmente, conviene recordar que todas estas especificaciones son en condiciones perfectas de laboratorio. En el mundo real, suelen ser mucho menores.


Aclarado esto, he aquí mi selección con las mejores tarjetas microSD en función de las necesidades de los usuarios:

La mejor tarjeta microSD que el dinero puede comprar

Samsung EVO+ de 256 GB: Además de la ingente cantidad de almacenamiento, ofrece una velocidad de lectura de hasta 95 MB por segundo y de escritura de hasta 90 MB por segundo. Tarjeta microSDXC de Clase 10, y bus UHS-I de clase U3. Sin embargo, tiene un precio de más de 270 €. La vanguardia tecnológica, se paga.


La mejor tarjeta microSD según su relación precio / capacidad

Samsung EVO+ de 128 GB. MicroSDXC de clase 10, con Bus UHS-I de clase U1. 128 GB que alcanzan una velocidad de lectura de 80 MB/segundo y de escritura de 20 MB/seg.


La mejor tarjeta microSD según su relación precio / velocidad

Lexar Professional de 128 GB. Logra velocidades de lectura de hasta 270 MB/segundo. No he encontrado las especificaciones sobre la velocidad de escritura pero teniendo en cuenta que utiliza en bus UHS-II, muy probablemente superarán los 100MB / segundo.


La tarjeta microSD más equilibrada

Sandisk Ultra de 64 GB. Una tarjeta de clase 10, con buena capacidad, capaz de alcanzar una velocidad de 80 MB/segundo de lectura y 27 MB/segundo de escritura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*